Adopción de embriones

Donación de embriones, Adopción de embriones en Estados Unidos.

 
Donación de embriones, Adopción de embriones en Estados Unidos.
 
 
 
 
La donación de embriones es un procedimiento por el cuál los pacientes deciden "adoptar" embriones procedentes de otras parejas que se han sometido a técnicas de reproducción asistida y que después de alcanzar el éxito, deciden donarlos a personas con necesidades reproductivas. Si la donación de embriones es  de forma anónima,  la similitud de rasgos, grupo sanguíneo y RH no siempre será posible. Si por el contrario, las partes deciden hacerlo de forma abierta, los futuros padres podrán acceder a una mayor información sobre estos.
 
 
 
Todos estos embriones se han sometido a un proceso de congelación previo, por lo que la tasa de éxito disminuye ligeramente en todos los casos. Pero si estos embriones son transferidos a madres subrogadas (vientres de alquiler) que no presentan ningún problema de fertilidad y previamente han sido preparadas para la transferencia embrionaria, el porcentaje de éxito se incrementa considerablemente.
 
 
 
Contamos con dos tipos de embriones congelados:
 
 
 
1.- Los procedentes de pacientes sanos, que han realizado con éxito un tratamiento de Fecundación In Vitro y que ya no quieren tener más hijos.
 
 
 
 
2.- Embriones formados por donantes de óvulos y esperma jóvenes, menores de 30 años, que fueron creados para programas de gestación por sustitución y una vez alcanzado el éxito, los futuros padres ceden a otras familias.
 
 
 
 
La Ley de reproducción Asistida en California con relación al destino de los embriones congelados permite todas las opciones posibles: Donarlos para investigación, donarlos para otros pacientes,  implantarlos a la propia mujer, utilizarlos en programas de gestación por subrogación o destruirlos.  Lo maravilloso en la mayoría de los casos, es que las parejas que los donan empatizan con la situación de otras personas que también sueñan con ser padres y en la mayoría de las situaciones suelen cederlos para su adopción. Son los casos mínimos que dejan esta elección al centro de fertilidad.
 
 
 
 
Uno de los principales objetivos que persiguen los programas de adopción de embriones es salvarlos de la investigación científica  con células madre. Son muchos los gobiernos y de diversos países que han aprobado que los científicos los utilicen en sus investigaciones.
 
 
 
 
Las personas que han decidido elegir esta nueva opción dentro de la reproducción asistida, son  muy diversas. Parejas con problemas de fertilidad, personas solteras, parejas gay y mujeres lesbianas, personas que han perdido un hijo e incluso parejas fértiles que ya tienen hijos y por razones éticas se plantean esta nueva forma de paternidad, para dar salida a un embrión sobrante y evitar su instrumentalización con fines de investigación. Algunas de estas personas han podido optar a la implantación de un embrión o recurrir a una madre de alquiler.
 
 
 
 
Debido a los beneficios que permite la ley de reproducción asistida en el Estado de California y otros estados de los EE.UU., los pacientes proceden de diferentes países. Esto evitará los riegos de que en un futuro se pudieran encontrar hermanos. Con los centros de fertilidad que colaboramos podemos perfectamente evitar este supuesto,  ya que recibimos pacientes de todo el mundo.
 
 
 
 
Todo esto tiene un objetivo beneficioso para todos y sin duda alguna permitirá dar acogida a embriones que permanecen congelados.
 
 
 
 
Otro de los objetivos a destacar es que el tratamiento al no requerir la selección de una mujer donante u hombre donante, así también como la realización de la FIV, presente un coste económico mucho menor.
 
 
 
 
El deseo de nuestros programas es ofrecer a todos  estos embriones la posibilidad de VIVIR, ayudarles a encontrar un hogar y construir una nueva familia feliz.
 
 
 
 
Queremos destacar que el tiempo de espera que requieren estos programas dependerá de las características que tienden a pedir los futuros padres, como color del cabello, raza, sexo, etc... En EE.UU. la selección de sexo es algo muy habitual en programas de reproducción asistida y está contemplado en el ámbito legal.
 
 
 
 
Queremos hacer una especial indicación: que a pesar de ser lo mismo a nivel médico, no lo es así a nivel legal. La “donación de embriones” procede de parejas que los han cedido expresamente y firmado por escrito para que vayan destinados a otras parejas o personas solteras. Y la “adopción de embriones” son los que la pareja no han elegido destino y la clínica queda en custodia de ellos legalmente.
 
 
 
 
La adopción o donación de embriones congelados es una excelente solución para dar salida a miles de VIDAS sobrantes que dejan los tratamientos de reproducción asistida.
 
 
 
 
 
 
Planificación, control , gestión: le proporcionamos todo el apoyo y el asesoramiento necesarios, además de una atención personalizada en todas sus consultas y dudas.

La donación de embriones es un procedimiento por el cuál los pacientes deciden "adoptar" embriones procedentes de otras parejas que se han sometido a técnicas de reproducción asistida y que después de alcanzar el éxito, deciden donarlos a personas con necesidades reproductivas. Si la donación de embriones es  de forma anónima,  la similitud de rasgos, grupo sanguíneo y RH no siempre será posible. Si por el contrario, las partes deciden hacerlo de forma abierta, los futuros padres podrán acceder a una mayor información sobre estos.   

Todos estos embriones se han sometido a un proceso de congelación previo, por lo que la tasa de éxito disminuye ligeramente en todos los casos. Pero si estos embriones son transferidos a madres subrogadas (vientres de alquiler) que no presentan ningún problema de fertilidad y previamente han sido preparadas para la transferencia embrionaria, el porcentaje de éxito se incrementa considerablemente.   

Contamos con dos tipos de embriones congelados:  

1.- Los procedentes de pacientes sanos, que han realizado con éxito un tratamiento de Fecundación In Vitro y que ya no quieren tener más hijos. 

2.- Embriones formados por donantes de óvulos y esperma jóvenes, menores de 30 años, que fueron creados para programas de gestación por sustitución y una vez alcanzado el éxito, los futuros padres ceden a otras familias. 

La Ley de reproducción Asistida en California con relación al destino de los embriones congelados permite todas las opciones posibles: Donarlos para investigación, donarlos para otros pacientes,  implantarlos a la propia mujer, utilizarlos en programas de gestación por subrogación o destruirlos.  Lo maravilloso en la mayoría de los casos, es que las parejas que los donan empatizan con la situación de otras personas que también sueñan con ser padres y en la mayoría de las situaciones suelen cederlos para su adopción. Son los casos mínimos que dejan esta elección al centro de fertilidad. 

Uno de los principales objetivos que persiguen los programas de adopción de embriones es salvarlos de la investigación científica  con células madre. Son muchos los gobiernos y de diversos países que han aprobado que los científicos los utilicen en sus investigaciones. 

Las personas que han decidido elegir esta nueva opción dentro de la reproducción asistida, son  muy diversas. Parejas con problemas de fertilidad, personas solteras, parejas gay y mujeres lesbianas, personas que han perdido un hijo e incluso parejas fértiles que ya tienen hijos y por razones éticas se plantean esta nueva forma de paternidad, para dar salida a un embrión sobrante y evitar su instrumentalización con fines de investigación. Algunas de estas personas han podido optar a la implantación de un embrión o recurrir a una madre gestante. 

Debido a los beneficios que permite la ley de reproducción asistida en el Estado de California y otros estados de los EE.UU., los pacientes proceden de diferentes países. Esto evitará los riegos de que en un futuro se pudieran encontrar hermanos. Con los centros de fertilidad que colaboramos podemos perfectamente evitar este supuesto,  ya que recibimos pacientes de todo el mundo. 

Todo esto tiene un objetivo beneficioso para todos y sin duda alguna permitirá dar acogida a embriones que permanecen congelados. 

Otro de los objetivos a destacar es que el tratamiento al no requerir la selección de una mujer donante u hombre donante, así también como la realización de la FIV, presente un coste económico mucho menor. 

El deseo de nuestros programas es ofrecer a todos  estos embriones la posibilidad de VIVIR, ayudarles a encontrar un hogar y construir una nueva familia feliz. 

Queremos destacar que el tiempo de espera que requieren estos programas dependerá de las características que tienden a pedir los futuros padres, como color del cabello, raza, sexo, etc... En EE.UU. la selección de sexo es algo muy habitual en programas de reproducción asistida y está contemplado en el ámbito legal. 

Queremos hacer una especial indicación: que a pesar de ser lo mismo a nivel médico, no lo es así a nivel legal. La “donación de embriones” procede de parejas que los han cedido expresamente y firmado por escrito para que vayan destinados a otras parejas o personas solteras. Y la “adopción de embriones” son los que la pareja no han elegido destino y la clínica queda en custodia de ellos legalmente. 

La adopción o donación de embriones congelados es una excelente solución para dar salida a miles de VIDAS sobrantes que dejan los tratamientos de reproducción asistida.


Adopcióndeembriones.com | ADE, Fertility Consulting        ENLACE RELACIONADO