Iván y Alice: A mí, Alice, me operaron de Cáncer de Cervix hace 10 años y me quitaron el útero...

Querida amiga,

Todavía no nos hemos conocido, pero esperamos poder hacerlo pronto.

Es difícil contarte todo acerca de nosotros en una carta, pero vamos a tratar de hacerlo lo mejor posible.

Somos una pareja felizmente casada. Después de vivir juntos durante prácticamente 7 años, nos casamos el año pasado.

Yo, Alice, soy de Dinamarca y yo, Iván, soy de España, lugar en el que vivimos.

¿Cómo nos conocimos? Yo, Alice, dejé mi país Dinamarca en 2001, con la única idea de viajar durante un año por España. Al final me quedé trabajando como camarera durante dos años en diferentes lugares y una cosa llevó a la otra hasta que aterricé donde ahora vivimos. El tiempo pasa rapidísimo la verdad, y mira por donde que ya han pasado 12 años.

Yo, Iván, trabajo como periodista en televisión y yo, Alice, llevo 8 años trabajando en una empresa de transporte.

Vivimos en la frontera entre Francia y España en un pequeño pueblo. Es un lugar encantador, con una larga playa en la que pasamos horas y horas surfeando y divirtiéndonos.

Toda mi familia (de Alice) vive en Dinamarca. Tengo un hermano y por supuesto muchos tíos que viven en mi ciudad natal. La única que viene a menudo a visitarnos, una o dos veces al año, es mi madre que aprovecha para quedarse durante un mes. Nosotros también solemos viajar a Dinamarca una o dos veces al año para visitar a nuestra familia danesa.

Yo, Iván, tengo tres hermanos, dos de los cuales viven muy cerca de nosotros, mientras que el tercero lo hace en Santander. Solemos ir a ver a los padres de Iván todas las semanas y lo que está bien es que la madre de Iván habla muy bien inglés por lo que puede comunicarse fácilmente con la de Alice cuando está en España. Incluso se comunican a través del Ipad que acaban de comprar, y hablan a menudo a pesar de la distancia. Es fantástico, es importante para nosotros que nuestras familias puedan estar juntas.

Como te decíamos, somos una pareja feliz, hacemos la mayoría de las cosas juntos, deporte, viajar… Aunque también tenemos nuestros propios hobbies/sueños que deseamos cumplir… Yo, Iván, estudio para ser entrenador de fútbol, y yo, Alice, estoy haciendo mis pinitos como fotógrafa. Sí, la verdad es que tenemos una buena vida, pero sentimos que nos falta algo… Queremos compartir todo eso con nuestros hijos, y si pudiéramos tener uno, dos o por qué no tres, seríamos mucho más felices. Nos llenaría muchísimo más.

Llevarlos a la playa, enseñarles a hacer cosas, deporte, ir al cole… todo lo que vemos que hacen ya nuestros amigos y familiares.

Pero por desgracia no podemos tenerlos por nosotros mismos. A mí, Alice, me operaron de Cáncer de Cervix hace 10 años y me quitaron el útero. Por suerte sigo viviendo, ya que se trataba de un tumor bastante grande de 4x4cms y los médicos temieron por mi vida. Pero incluso cuando supe que mi vida corría peligro, antes de la operación sabía que quería ser madre y les pregunté si no era posible congelar mis óvulos o lo que fuera por si tenían que quitarme todo. No lo hicieron. Después no tuve que recibir sesiones de quimioterapia, únicamente 10 sesiones de radioterapia local.

Fue muy duro perder el útero. Me costó tiempo recuperarme, ya que de repente ya no me sentía una mujer, no podía quedarme embarazada ni dar un niño a un hombre. Fue un gran shock. Sólo tenía 27 años y nunca pensé que podía ocurrirme a mí. Piensas que eres fuerte y que nunca te vas a poner enferma. Pero me pasó…

Y cuando ocurrió, se me cayó el mundo encima. Fue un momento duro pero que me hizo más fuerte, ya que me hizo darme cuenta de lo afortunada que era por estar viva y tener la familia que tengo. Todos estuvieron a mi lado, excepto mi pareja de entonces…. No estuvo cerca de mí como lo necesitaba, aceptó que no pudiera tener hijos, pero no vino a verme mucho durante las tres semanas que estuve en el hospital y después tampoco entendía por qué lloraba tanto. Al final, me di cuenta que no era para mí, por muchos motivos, y le dejé. Justo un mes después conocí a Iván..

Le conté desde el principio que conmigo no podría tener sus propios hijos y eso me hacía sentirme muy triste, el no poder llevar y ver crecer a nuestro bebé dentro de mí.

Ese es el motivo por el que hemos decidido acudir a ti, para pedirte ayuda y poder ser padres. Es duro explicar por qué preferimos la subrogación antes que la adopción, pero es sólo porque deseamos tener nuestro propio niño, poder hablar contigo durante el embarazo, sentir junto a ti cómo crece y estar cerca desde el comienzo, desde el momento en el que nace, cogerlo en brazos y saber que es nuestro… y que tendremos que cuidar de él el resto de nuestras vidas.

El deseo de ser padres es muy profundo… Haremos todo lo que está en nuestras manos para ser los mejores padres, para enseñarles, si es que son varios, a ser buenas y respetuosas personas, y darles todo el amor y el apoyo que nos han transmitido a nosotros cuando éramos niños.

Esperamos poder empezar con el proceso lo antes posible, y poder verte un par de veces durante el… Mantener una buena relación de amistad y conocernos mejor, por Skype o por otros medios debido a la distancia, pero manteniendo la comunicación para que sepamos cómo eres y cómo es el niño que esperemos puedas traer al mundo para nosotros en un futuro.

Muchas gracias de veras y ojalá podamos escucharnos, encontrarnos y abrazarnos pronto.

Atentamente,

Iván y Alice