Jorge y Sara: Nace en nosotros una envidia sana al saber que serás la primera persona en sentir la vida de nuestro bebé...

Querida “madre especial”:

No sabemos muy bien como empezar esta carta pues no te conocemos, pero son tantos los sentimientos que están aflorando en nosotros, que intentaremos transmitírtelos con todo nuestro cariño, pues vas a ser alguien muy especial en nuestras vidas y en la de nuestro bebé.

En primer lugar nos presentaremos: somos una pareja del norte de España y vivimos en un pueblecito muy tranquilo y acogedor, donde gozamos de una buena calidad de vida. Nos queremos mucho y hemos compartido muchas cosas a lo largo de nuestra relación, tanto buenas y malas, que nos han unido como pareja muchísimo y han aumentado el amor, el respeto y la admiración que sentimos el uno por el otro. El haber pasado una enfermedad nos ha imposibilitado el poder ser padres de forma natural, por eso nos encontramos hoy aquí, escribiéndote desde el corazón, con toda nuestra ilusión ante un sueño muy deseado por los dos, que es el de SER PADRES.

Nos parece increíble que haya personas como tú que puedan ayudar a cumplir algo tan grande como ser padres. No te conocemos, pero seguro eres una persona muy generosa y pensamos que puedes estar bien orgullosa de lo que vas a hacer. Nace en nosotros una envidia sana al saber que serás la primera persona en sentir la vida de nuestro bebé, pero igualmente sabemos que le transmitirás amor, calma y el calor que nosotros no podemos ahora darle. Son muchos los sentimientos que quisiéramos transmitirte pero desde nuestro más sincero cariño, lo que más podemos decirte, es GRACIAS. Gracias por hacernos sentir todo lo que vamos a sentir y gracias por acompañarnos en el viaje más bonito de nuestras vidas, el cual culminará cuando tengamos a nuestro querido bebé entre nuestros brazos.

 Nos gustaría que sintieses nuestro apoyo, siempre desde el respeto y siempre sabiendo que vas a ser una PERSONA MUY IMPORTANTE ahora y a lo largo de nuestras vidas, por la cual sentiremos un profundo cariño y cada vez que veamos a nuestro bebé, seguirá manteniéndose vivo ese sentimiento hacia ti.

Hablamos muchas veces de nuestro futuro bebé, nos sentimos totalmente preparados para ser padres y el amarlo, educarlo y enseñarle a caminar por la vida, ya forma parte de nuestros sueños. El haber comenzado a dar el paso para formar una familia es algo que nos ha fortalecido todavía más y pensar en tener una personita en nuestro regazo produce en nosotros una explosión de sentimientos, que pasan desde la ilusión hasta las lágrimas de alegría..

Bueno, “querida madre especial”, esperamos conocerte pronto y poder compartir contigo todo este trayecto, el camino hacia la felicidad de ser padres y tener con nosotros a nuestro amado bebé. Que no se te olvide nunca que estaremos eternamente agradecidos. GRACIAS

                                                    Jorge y Sara