Mercedes y Manolo: Intentamos tener hijos mediante tratamientos FIV y el resultado fue nulo, lo que nos abatió psicológicamente...

Quisiéramos  empezar esta carta sintiendo nuestra más profunda admiración, respeto y gratitud eterna  hacia las personas que nos ayudarán a la realización de nuestra mayor empresa en la vida: ser padres, y muy especialmente a vosotros.  Ni que decir tiene, que daríamos todo lo que tenemos para ser padres, nos colmaría de felicidad plenamente.  No teníamos conocimiento, hasta hace poco, de que había personas estupendas como vosotros, dispuestas a ayudar a que este deseo se hiciese realidad  

Mercedes y yo nos conocimos en el trabajo, Manolo acababa de terminar la carrera de Derecho y nos casamos en seguida.  A los tres años de casarnos vimos que algo fallaba, empezamos a hacernos pruebas médicas e intentamos  tener hijos mediante tratamientos FIV,  lo hicimos tres veces, que fue lo que nos aconsejó nuestro médico, el resultado fue nulo y, la verdad, nos abatió psicológicamente, sin embargo, nunca hemos dejado de pensar que podríamos ser padres y con el tiempo hemos llegado a conocer la posibilidad que se nos brinda ahora.

Os diremos que nos consideramos unas personas normales, la vida no nos ha tratado mal, tenemos trabajo desde poco después de conocernos, con este trabajo hemos conseguido pagar nuestra vivienda y podemos dar gracias a Dios de que todo nos va bien. Nos gusta viajar en verano y conocer países.  Los fines de semana aprovechamos para ir al cine, (nos encanta a los dos), viajamos, hacemos fotografías y paseamos en bicicleta.  A Mercedes le gusta cocinar y, como no, ir de tiendas.  A Manolo le gusta la fotografía. De vez en cuando vamos a alguna obra de teatro o concierto. Ocasionalmente, en vacaciones cortas, organizamos algún viaje con nuestros amigos, con los que quedamos los sábados para ver algún partido de fútbol

Vivimos en una ciudad pequeña cercana a Madrid. Nuestra casa tiene acceso a la zona comunitaria piscina con zonas verdes  y pistas para  squash, frontón, y tenis. Lo que más utilizamos es la piscina, que nos permite aliviarnos del calor seco que hay en el centro de España en verano.

Ambos somos cristianos, aunque no somos muy  practicantes, respetamos todas las creencias e ideologías que estén dentro de la legalidad, pues consideramos que por encima de países, religiones e ideologías, la base del ser humano y su futuro es la educación, el respeto y la ayuda mutua.

Esperamos conocerte dentro de poco, no hablamos inglés, pero haremos un esfuerzo para que podamos entendernos y, ojalá que podamos compartir este maravilloso camino contigo.  Sin otro particular te enviamos un beso de todo corazón.

                                           Mercedes y Manolo