Fátima y José: Siendo muy jóvenes nos apuntamos al servicio de adopción en España...

Hola,

Somos Fátima y José, una pareja española de 46 y 47 años. somos de un pueblo pequeño mque está en la provincia de Almería. llevamos casados 23 años y nuestra mayor ilusión siempre ha sido ser padres.

Fátima no puede quedarse embarazada puesto que le extirparon el útero, por miomas y metrorragias, y los ovarios por endometriosis. A pesar de esto, nunca desistimos de la idea de ser padres e intentamos la fecundación in vitro, sin conseguir gestación en ninguna de las dos ocasiones que lo hicimos. Siendo muy jóvenes nos apuntamos al servicio de adopción en España, sin muchas esperanzas, puesto que en España las lsitas de espera son muy largas. Después del fracaso de la fecundación in vitro, cuál fue nuestra sorpresa hace siete años que nos llamaron y nos concedieron en adopción a un bebé recién nacido, nuestro hijo, llamado Javier.

La llegada de nuestro hijo fue nuestra mayor alegría, porque al fin conseguimos realizar nuestro sueño de ser padres. Han sido los siee años más felices de nuestra vida, y no tenemos palabras para describir lo dulce y cariñoso que es nuestro hijo. Sin embargo, ambos hemos crecido en familias numerosas, josé tiene dos hermanos y dos hermanas, y Fátima tres hermanas. Así que no queríamos que nuestro hijo creciera sin hermanos, puesto que los dos valoramos lo beneficioso que es el amor fraternal. Más aún cuando al crecer javier empezó a decirnos que quería tener un hermanito/a.

Las leyes españolas no permiten adoptar bebés recién nacidos a parejas mayores de 40 años y a nosotros nos ustaría, al igual que con javier, vivir el proceso de crecimiento de nuestro hijo al completo. Por eso, decidimos optar por la maternidas subrogada para completar nuestra familia.

Somos una familia sencilla y tradicional, a la que le encantan los niños y la vida familiar. Y con esta carta, nos gustaría expresar el agradecimiento al esfuerzo desinteresado realizado por la madre subrogada para ayudarnos a com pletar nuestro proyecto vital, que es aumentar nuestra familia con un nuevo bebé.

Un saludo,

Fátima y José