"Estamos embarazados a 14 horas de distancia en avión de nuestro bebé"

 

J. y S. viven en un pueblo zaragozano y han contratado a una madre gestante en California, embarazada ahora de 9 semanas.

J. y S. viven con nervios el embarazo de su primer hijo. Están emocionados esperando que todo vaya bien. Están en la 9ª semana. Ya han oído el latido de su corazón. Aún no saben si será niño o niña. La peculiaridad es que su hijo o hija nacerá gracias a la técnica de la maternidad subrogada. Ellos viven en un pueblo de Zaragoza y su bebé está creciendo en el vientre de una mujer en California.

J., de 32 años y S., de 40, ambos empresarios, no pueden tener hijos por problemas médicos y han recurrido a la maternidad subrogada. "Pasé por un cáncer de mama hace dos años y los médicos me dijeron que si me quedaba embarazada había un alto riesgo de que se reprodujera. Queríamos ser padres. Nos planteamos la adopción, pero también había muchos problemas por mi enfermedad. Entonces nuestra ginecóloga nos habló de una empresa de Barcelona que gestionaba casos de maternidad subrogada", cuenta ella, navarra.

Hace un año se pusieron en contacto con VDA Fertility Consulting, primer despacho abierto en España dedicado a la maternidad subrogada. "Teníamos mucho desconocimiento sobre el tema. La impresión fue muy buena desde el principio y decidimos ser padres mediante esta vía con su ayuda. Estamos muy agradecidos por todo el apoyo legal y emocional que nos están brindando", apunta el padre, zaragozano.

En octubre viajaron a Los Ángeles con otras dos parejas y una chica soltera que también querían ser madres y padres, acompañados por el director de la empresa, Sebastián Expósito. Allí se pusieron en contacto con abogados y varias agencias de madres subrogadas. Se entrevistaron con varias mujeres y finalmente llegaron a un acuerdo con E., de origen mexicano, madre de dos hijos y otro más por subrogación. Tras varias pruebas médicas y numerosos pasos legales, le transfirieron un embrión, con la carga genética de J. y S.

"Ahora estamos embarazados de 9 semanas, a 14 horas de vuelo de distancia de nuestro bebé", cuentan emocionados. "Lo estamos viviendo muy directamente. Estamos en contacto y ella nos manda vídeos e información por mail todas las semanas. Ya hemos escuchado el latido del corazón de nuestro hijo. Es muy emocionante", señala la madre. Están esperando a que el embarazo llegue a los 3 meses para contárselo a todo el mundo y montar la habitación de su hijo en casa.

En febrero, en torno a una semana antes de la fecha de parto prevista, viajarán a San Diego, donde vive la madre gestante. Le acompañarán en las últimas pruebas y el día del parto. Después tienen que quedarse allí otros 15 días para inscribir a su hijo en el consulado y cerrar el papeleo. Finalmente, volarán a España con su hijo, tras un proceso de año y medio y un coste estimado en su caso de 120.000 euros.

J. y S. han vivido con alivio los cambios legales producidos en las últimas semanas. Después de unos meses de indefinición, el Gobierno español vuelve a permitir inscribir en el Registro Civil a los niños nacidos por gestación subrogada.

"Nos gustaría que la gestación subrogada fuese legal en España. Ayudaría a mucha gente a cumplir su sueño de ser padres y madres. No habría que viajar al extranjero ni sería un proceso tan caro como ahora. Nosotros podemos pagarlo, pero hay muchas personas que no pueden acceder a este proceso por motivos económicos. Aún hay mucho desconocimiento sobre este tema. Confíamos en que poco a poco se vaya conociendo más. Nosotros nos hemos sentido muy apoyados por nuestros familiares y amigos", reflexionan ambos.


Heraldo de Aragón

Paula Figols. Zaragoza| 18/07/2014   LINK RELACIONADO