Prensa

Seis parejas denuncian a una agencia de alquiler de úteros por estafa

Es ilegal en España, pero legal en California

 

Seis parejas españolas van a denunciar ante tribunales de EEUU a una agencia de madres de alquiler por estafa... Por entre 90.000 y 130.000 dólares de estafa cada una y sin bebé que echarse a los brazos.

Lo que es ilegal en España y legal en California se les ha convertido a todas en un presunto timo, un engaño que a algunas les ha provocado la ruina, a otras muchos meses de lágrimas y a una la rabia organizada de la revancha. "Por fin he podido reunir a todas las parejas para que el abogado que he contratado presente la denuncia en Estados Unidos". Es Carol (nombre falso por petición expresa), una de las españolas que buscó su descendencia en útero ajeno y que ha contratado a un abogado de allí para preparar la demanda con las víctimas de aquí. Se llama Dean Masserman y ha estado esta semana en Barcelona y en Madrid para terminar de perfilar la denuncia jurídica que completará la que ya tienen por escrito la Policía de Beverly Hills, la de Los Ángeles y el FBI, que ha iniciado una investigación.

La diana está puesta sobre Rosa Balcázar, directora de la agencia de tratamientos de fertilidad Bcoming, ubicada en Los Ángeles. "Balcázar firmó unos contratos con las parejas comprometiéndose a proveer unos servicios y se ha quedado con todo el dinero sin satisfacérselos", dice Masserman. El abogado -que lleva a otras ocho parejas extranjeras y cinco profesionales también supuestamente engañados- cuenta que la directora de Bcoming cobró a las parejas españolas el doble o más de su propia tarifa.

"Sus servicios costaban 50.000 dólares, pero les cobraba entre 90.000 y 130.000. La diferencia era para los doctores, las clínicas o las compañías de seguros, pero ella se lo quedaba todo. De hecho, una de esas compañías la ha denunciado. Y ahora ella ha desaparecido".

Balcázar dijo a EL MUNDO hace unas semanas que las parejas estaban "enojadas" porque las mujeres contratadas no se quedaron embarazadas. "Querían que les devolviera todo el dinero, pero es imposible. Hay que pagar muchas cosas en el proceso y no se puede recuperar".

Las parejas presuntamente timadas revelan que Balcázar les ofreció romper el contrato. "Pero no somos tontas. Eso implica una indemnización de 50.000 dólares para ella, que sólo nos ha dado largas, problemas y discusiones", afirma Carol, la única que hasta ahora accede a hablar.

Los ejemplos de actuación poco clara se suceden. La pareja de una madre de alquiler dio positivo por VIH, algo que, por encima del estigma social que sufren los infectados, "debería habernos sido advertido". En otro caso, Balcázar ofreció a una pareja seis madres y acabó descartándolas sin explicaciones. Y varios solicitantes sufrieron un parón en el proceso de la transferencia de embriones porque las clínicas decían que no habían recibido ni un dólar.

A la denuncia quiere unirse la presidenta de la Asociación Nacional para Problemas de Infertilidad, María José Galindo. "Balcázar nos convenció para que recomendáramos su Agencia y lo hicimos. Hasta que descubrimos cómo trataba a las madres de alquiler y a algunas parejas. Mi experiencia fue ver a mujeres deprimidas, deterioradas y enfermas que las parejas nunca conocían. No vi garantías en el proceso".

Y a esa aventura/desventura es a la que se apuntan miles de españoles y españolas cada año en países donde la gestación por subrogación es legal. En España la ley prohíbe que una mujer preste su útero a una pareja infértil a un dúo homosexual, una barrera que algunos científicos y juristas abogan por derribar.

Pero hasta ese día -Sanidad no tiene calendario para modificar la norma-, las españolas se buscan la vida que no pueden engendrar en su vientre por los úteros de medio mundo arriesgándose a vivir procesos como el de estas seis parejas, que piden confidencialidad sobre sus identidades y localizaciones geográficas.

Fuente: Rafael J. Álvarez | Madrid - LINK RELACIONADO

Ver video de la entrevista a Sebastian Expósito en el programa de Ana rosa - Vientre de Alquiler:

Dim lights Download Embed Embed this video on your site

 

Página 5 de 5